Joan Fontcuberta

Valère Novarina

Imagen © Joan Fontcuberta, L'elefanta de Napoleó, Museo di Storia Naturale, Università di Pavia, 2016
Fotos: Oficina de disseny

Valère Novarina

Joan Fontcuberta


Joan Fontcuberta (Barcelona, 1955) lleva más de cuatro décadas trabajando en el campo de la fotografía como artista, además de desarrollar una intensa actividad como docente, crítico, comisario de exposiciones e historiador. Su trabajo de creación se ocupa de los conflictos entre naturaleza, tecnología, fotografía y verdad. Su obra se ha expuesto y ha integrado colecciones de museos de arte y ciencia de todo el mundo, desde el MoMA de Nueva York hasta al Science Museum de Londres. Es autor de una docena de libros de historia y de ensayo sobre la fotografía, entre los que cabe destacar El beso de Judas. Fotografía y verdad (1997), Ciencia y fricción (1998), La cámara de Pandora. La fotografí@ después de la fotografía (2010), La furia de las imágenes. Notas sobre la postfotografía (2016) y, junto con Xavier Antich, Revelacions. Dos assaigs sobre fotografia (2019). Ha sido galardonado, entre otros, con el Premio Nacional de Fotografía (1998), el Premio Nacional de Ensayo (2011) y el Premio Internacional Hasselblad en reconocimiento a toda su trayectoria.

Valère Novarina


Valère Novarina (Ginebra, 1947) pasó su infancia y adolescencia en Thonon, en la orilla francesa del lago Lemán. Ya en París, estudia literatura y filosofía, conoce a Roger Blin, Marcel Maréchal, Jean-Noël Vuarnet y Jean Dubuffet y quiere ser actor, pero renuncia a ello rápidamente. Escribe cada día desde 1958 pero no publica hasta 1978. Poco a poco desarrolla una actividad gráfica, y más tarde pictórica, al margen del trabajo de escritura: dibujos de los personajes y, luego, pinturas de los decorados en cuanto empieza a dirigir, a partir de 1986, algunos de sus textos, traducidos a numerosas lenguas. En su extensa bibliografía podemos distinguir las obras directamente teatrales, como L’Atelier volant (1974), Vous qui habitez le temps (1989), L’Opérette imaginaire (1998) y L’Acte inconnu (2007), del “teatro utópico”, novelas dialogadas, monólogos a muchas voces y poesías en actos, como Le Drame de la vie (1986), Le Discours aux animaux (1987), La Chair de l’homme (1995), Le Vivier des noms (2015) y L’Homme hors de lui (2017); y, además, las obras “teóricas”, que exploran el cuerpo del actor, donde el espacio y la palabra se cruzan en la respiración: Pour Louis de Funès (1986), Pendant la matière (1991), Devant la parole (1999), Lumières du corps (2006), L’Envers de l’esprit (2009), La Quatrième Personne du singulier (2012) y Voie négative (2017). Insaciable y potente, el lenguaje aparece como una figura de la materia.
Fotos: Oficina de disseny